El columpio más loco del mundo está en Ecuador

En lo profundo de la naturaleza ecuatoriana encontrará la Casa del Árbol, una casa en el árbol diseñada para vigilar el cráter de 17,000 pies de altura de Tungurahua, un volcán salvajemente activo que se traduce como «garganta de fuego» en el idioma quechua local. Es aquí en Baños, Ecuador, donde encontrará la atracción más salvaje del mundo: un columpio con una vista que es el destino perfecto para los adictos a la adrenalina y acertadamente conocido como «El columpio del fin del mundo».

#Baños, #Ecuador .
«El columpio del fin del mundo», ubicado en la localidad de Baños – Ecuador, provincia andina de Tungurahua, al pie del volcán que lleva el mismo nombre, el cual está en proceso eruptivo, fue instalado al borde de un precipicio de unos 2600 metros.

Seguramente el “columpio del fin del mundo”, es una creación de diversión extrema para los más avezados, que desean vivir una experiencia llena de adrenalina, único en el mundo, de hecho los que se suben al columpio que cuelga del árbol lo hacen sin arnés y sobre una superficie que parece romperse en cualquier momento, solo queda disfrutar del paisaje.

Instagram: milugarfavorito22

Es un paseo emocionante mientras te balanceas en el aire sobre el cañón con vista a uno de los volcanes más activos del mundo. Los buscadores de emociones pueden volar sobre el borde del cañón hacia los neblinosos Andes ecuatorianos y disfrutar de las fascinantes vistas.

Casa Del Árbol-Ecuador! ✨✨✨ Fantástica foto de @Triffer26 ___________________________________________ #TheLuxuryUniverse #CasaDelArbol #Banos #Ecuador #Paradise #Vacation #Getaway #Trip #Traveling #Travel #Tourism #Explore #Nature #Swing #Sun #Ecuatorian #Exotic #Beautiful #Perfect #Amazing #OakReport #LikeForLike #l4l #Rich #Money #Wealth #Luxurious #LuxuryLife #LuxuryLiving #Luxury

Instagram: theluxuryuniverse

Carlos Sánchez, un “observador de volcanes” local, decidió instalar el columpio en la estación de monitoreo de su casa en el árbol para que sus nietos lo visitaran. Luego, en 2014, una foto del columpio se volvió viral. Ahora, la gente viene de todo el mundo para experimentar el columpio en el fin del mundo, donde puedes volar sobre el profundo barranco.

Si bien el columpio fue gratuito durante muchos años, el Ministerio de Turismo de Baños finalmente exigió que Sánchez llevara un registro del número de visitantes a su pequeña atracción y cobrara la entrada. Quería que el columpio fuera accesible para los lugareños, por lo que comenzó a cobrar una tarifa de entrada de solo $ 1.

Sánchez ahora tiene una colección de libros de visitas de 200 páginas llenos de mensajes de personas de todo el mundo. Su familia todavía opera el negocio, con sus nietas a cargo de la pequeña taquilla y los puestos de comida, mientras que su hijo mantiene una pequeña tirolesa en la propiedad.

Dónde Alojarse: Mejores Hoteles de la zona
Mejor precio garantizado